martes, septiembre 06, 2005

Protocolo


Mucha gente se pregunta ¿qué es el protocolo? ¿para qué sirve el protocolo? ¿en qué consiste el protocolo?.
El protocolo es una palabra completamente desconocida en su verdadero significado por la sociedad. Lamentablemente, aunque se emplea mucho el término protocolo, sólo una mínima parte de esas alusiones se hacen correctamente. La mayor parte del uso que se le da a la palabra protocolo es para hablar sobre otras cosas distintas, pero según la gente son lo mismo; cortesía, ceremonial, buenas maneras, modales, buena educación, saber estar, etiqueta, urbanidad, civismo, ...
Aunque parezca lo contrario, protocolo no tiene sinónimos. Es un término que tiene un significado concreto y específico, pero que en verdad es un gran desconocido para la gente, sobre todo para los periodistas y los medios de comunicación que no hacen más que confundir, crear mitos y falsas ideas, sobre el protocolo.
A continuación recojo una serie de definiciones para aclarar el verdadero significado de esta palabra.


Según libros de consulta:

-Diccionario de la Lengua Española (DRAE, 2001: 1850) el término Protocolo procede del bajo latín protocollum, y éste del bajo griego, que significa primera hoja encolada o pegada.

Protocolo: m. Ordenada serie de escrituras matrices y otros documentos que un notario o escribano autoriza y custodia con ciertas formalidades. 2. Acta o cuaderno de actas relativas a un acuerdo. 3. Por ext., regla ceremonial diplomática o palatina establecida por decreto o por costumbre.
Protocolar: 2. Adj. Relativo al Protocolo.
Protocolario: Lo que se hace con solemnidad no indispensable pero usual.

-Enciclopedia Universal Ilustrada Europea Americana (Espasa), hay varios significados para este vocablo a lo largo de sus diversas ediciones.
(1922, 47 ) Registro en el que se consignan las actas de un Congreso diplomático en que se decide un grave negocio. Formulario que contiene reglas de etiqueta y de diplomacia con que se tratan mutuamente los gobiernos.
(1988, 19: 1224) Por los años 450 los dignatarios del Imperio de Oriente llevaban en las ceremonias públicas grandes libros cuadrados que contenían las instrucciones del Emperador para la administración de las provincias, cuyos libros estaban encuadernados en cuero verde, rojo, azul o amarillo, cerrados con correas o corchetes y adornados de varillas de oro horizontales con el retrato del emperador pintado o dorado en las tapas.
(1988, 13: 1225) El 7 de julio de 1503 los Reyes Católicos mandaron que los escribanos tuvieran un Protocolo o libro encuadernado, formado de papel o pliego entero, en que estaban copiadas extensamente las escrituras que ante ellos se habían otorgado, con los nombres de los contratantes, fechas y expresiones minuciosas de circunstancias especiales y cláusulas, autorizándolos con la firma y signo correspondiente.


-Diccionario ideológico de la Lengua Española de Julio Casares (1992: 866)

Protocolo. m. Ordenada serie de las escrituras matrices y otros documentos que un notario autoriza y custodia. Acta o Cuaderno de actas relativas a un acuerdo, conferencia o congreso diplomático. Por ext., regla ceremonial diplomática o palatina.

-Diccionario Enciclopédico Larousse (1990, 9: 2576)
Protocolo: m. Conjunto de reglas de cortesía establecidas para ciertas ceremonias formales.
Protocolario, a: Fig. Dícese de lo que se hace con solemnidad, o por cumplir normas de cortesía.

- Diccionario de uso del español de María Moliner (1990, II: 869)
Protocolo. (Del latín “protocollum”, gr. “protokollon”, hoja que se pegaba a un documento para darle autenticidad, comp. con proto, al principio, y la raíz de kolla; v. cola -pegamento-) 1. Conjunto de los originales de las escrituras y otros documentos notariales que se custodian en el despacho de cada notario. 2. Acta o conjunto de actas relativas a un acuerdo diplomático. 3. Ceremonial. Etiqueta. Ritual. Conjunto de reglas para la celebración de las ceremonias diplomáticas y palatinas. Por extensión conjunto de las reglas de cortesía o de urbanidad usadas en cualquier sitio.


Según autores destacados en la materia:

-José Antonio de Urbina: es todo porque realmente es el arte y la técnica de la creación de las formas en las que se realiza la acción del Estado.

-Felio A. Vilarrubias: es una ciencia (Diplomacia, Sociología, Historia, Heráldica) y un arte (estética, belleza, color, armonía), la quinta esencia de la sociedad que puede compararse a una pirámide a la composición pictórica del Entierro del Conde de Orgaz, (la línea aristocrática del Greco) en el Monasterio del Escorial (proporción, grandeza y poder) y a la solemnidad de la “Tocata y fuga” de J. S. Bach.

-Francisco López-Nieto: el Estado regula la celebración de los actos en los que intervienen personas a las que afectan distinciones sociales y que por propia mecánica de aplicación de las leyes son acreedores de unos honores determinados. Las reglas a las que se atiene la organización de estos actos constituye lo que se denomina Protocolo.

-Fernández Campo: el Protocolo es un componente del mundo civilizado que sirve para graduar y matizar adecuadamente las relaciones de los individuos y dígase lo que se diga, tiene una trascendencia importante para la susceptibilidad de las personas y el buen orden de las cosas.

-José Pablo Arévalo: Protocolo es el conjunto de normas legales, sociales, usos y costumbres que regulan el comportamiento humano en los aspectos íntimos, privados, públicos y oficiales, participativos, disponiendo de una organización encuadrada en un departamento especial para el desarrollo de las funciones propias de su capacidad.

-Javier Maqueda Lafuente: El protocolo sería un arte, que debe entenderse como virtud, debido a que tiene que ver con la manera de comportarse las personas. El arte de hacer las cosas que hay que hacer de una manera perfecta y natural a la vez.

Yo personalmente me quedo con la siguiente definición por su sencillez y exactitud:
-Es la ciencia de ordenar . Autor desconocido.


Protocolo en la Wikipedia.
Protocolo de comunicación
Bibliografía

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada