lunes, noviembre 29, 2010

La muerte de los blogs y google

Seguimos trascendentales con la web 2.0.
Pop mk vuelve a la carga con otro post que condensa ideas muy importantes sobre la actualidad de internet, la muerte de los blogs y el futuro de la red. Se titula La muerte de los blogs tiene un culpable: Google. Y también hablo del Futuro del Social Media, y refleja claramente la realidad que estamos viviendo en los últimos meses en internet, aunque hay que decir que los blogs de momento siguen creciendo en el mundo corporativo.
A continuación la totalidad del texto de Ferrán:
Los Social Media viven una evolución desde los foros a los blogs, pasando ahora por Twitter y en cierto modo, Facebook. Digo en cierto modo Facebook porque a diferencia de los demás Social Media está diseñado para la comunicación en grupos cerrados de ‘amigos’. El resto son ‘abiertos’, que significa que cualquiera entra lo lee o lo encuentra en Google.
Los foros eran una herramienta limitada para escribir artículos, y de ahí el éxito de los blogs. Pero los blogs se alimentaban de la participación, de los comentarios de otros usuarios, a su vez también se convertían en bloggers y desde ese punto se generaban los links de unos blogs a otros para mejorar la calidad informativa del post.
El primer disparo que mató el blog fue Google. Y me explico.
  • La gente no quiere montar un blog, contratar un hosting, pelearse con el PHP, actualizarlo… Quiere escribir y punto. Google compró Blogger, y la condenó a un ritmo de actualización miserable. Tardó un siglo en incorporar trackbacks, en permitir comentarios en los posts sin necesidad de darse de alta en ningún lado, aún hoy es torpe en la gestión de comentarios. Aún hoy la interfaz es infantil y poco profesional, estancada… Tardó siglos en que se pudiera publicar una foto en un post fácilmente.
  • Evidentemente las limitaciones de blogger hicieron que la gente que demandaba más, se fuera a una solución tipo WordPress. Sí, estaban MovableType y TypePad, pero había que pagar. Así que ya que había que pagar mucha gente se lanzó a comprar un hosting y un dominio, y así además ganar control para poder cambiar el diseño, poner los complementos que uno quisiera, etc etc etc. Hacerlo verdaderamente personal.
  • Las diferentes plataformas gratuitas fueron consolidándose en WordPress. Pero a su vez el ritmo de actualizaciones fue tan frecuente que mucha gente sencillamente se cansó.
  • De repente apareció Facebook que se abrió a todo el que quisiera apuntarse. Y centenares de miles de personas que tenían un blog personal para, fundamentalmente, comunicarse con los amigos, saltó a Facebook. Podía compartir sus imágenes y comentarios con intimidad, fácilmente. Sin tener que configurar ni mantener nada, con una herramienta 100% creada para ese propósito. Por lo que lo hacía mucho mejor que un blog.
  • Durante el camino, Google lanzo el Google Reader. Esta fue la bala que remató a los blogs, después de la falta de evolución de Blogger. Google Reader nació como respuesta a Bloglines, y copió su concepto: Es un lector de blogs online. Eso significa que si uno quiere escribir un post en su blog, tiene que salirse de Google Reader. Aunque tengas un blog en Blogger, da lo mismo: tienes que salir y entrar en otra web para hacerlo.
  • Pero eso no es todo: si uno ve algo interesante en un post, a través de  Google Reader no puede comentar en ese blog. Tiene que salirse y escribir el comentario. Teniendo que poner además el inevitable Nombre, Email (no será publicado) y el voluntario link a tu blog.
  • La limitación de Google Reader se entiende también por la diversidad de plataformas de blogs, pero la consolidación de Blogger y WordPress y algún actor más no se ha traducido en acuerdos que permitan un protocolo para que Google Reader sea realmente una plataforma de gestión de nuestra participación en Blogs: Leyendo pero también creando contenidos y participando con comentarios.
  • A la vez que Google Reader se consolidaba como el lector de blogs dominante, por comodidad y calidad como lector, esa misma herramienta ahogaba la conversación en blogs. Esa conversación es la clave para que un Social Media crezca y se desarrolle. Si desaparece, muere dicho Social Media.
  • Sí, Google Reader evolucinó incorporando ridículas opciones tipo red social, tratando de convertirse en algo parecido en algo a Facebook o yo qué sé en qué estaban pensando, pero de pronto se podían compartir posts publicamente, asociados a tu perfil, se podía comentar (publicar notas)… Pero todo ello sólo visible a través de Google Reader. Esa información nunca se asociaba, nunca se podía introducir en el blog del que partía.
  • Y de repente aparece Twitter: nada que instalar. Todo está visible para todos. Es rápido comentar. Es rápido linkar (o lo que es lo mismo Retwitear). Todas esas interacciones quedan asociadas a tu perfil de forma pública… Era inevitable que funcionara.
  • Twitter, de hecho, ahora es como un Google Reader mejorado. En lugar del post completo que publica un autor, llegas a un post a través de las recomendaciones de otros. Tú no te suscribes a un blog, te suscribes a las recomendaciones de lectura de una persona. Evidentemente, todo parte de Google Reader, la herramienta que usamos todos para leer esos blogs que después recomendamos (o artículos de prensa, o vídeos…) pero es la incapacidad de Google Reader para aportar conversación la que ha hecho que todo migre a Twitter.
  • Si un día Google permite escribir un tweet en Google Reader, con un acortador para la URL, habrá hecho algo para salvar a los blogs y para promover definitivamente el uso de Twitter. Pero no lo van a hacer.
  • El problema de Twitter es que es un formato tan breve (también es su fuerza) que no permite más que la recomendación, alguna breve reflexión personal y poco más. Pero realmente escribir largos posts con frecuencia es algo que exige mucho más. Y la gente en su mayoría tira a lo fácil. O al menos con frecuencia diaria (frecuente) tira de Twitter, y para las ocasiones especiales, pues escribe un Post.
Así que la muerte de los blogs se debe (en mi inmodesta opinión ;)  fundamentalmente a la incapacidad de Google para simplemente actualizar Blogger al ritmo que demandaba el mercado, dejándolo como la única herramienta de blogging gratuita a través de web (nada que instalar ni mantener) pero también la más limitada (para principiantes). Por otro lado con Google Reader no incorporó innovaciones que permitieran una interacción entre el contenido que se leía y la participación EN ese contenido. Porque, ¿quién quiere comentar algo en una herramienta de lectura que no llega a nadie? Lo interesante es interactuar sobre todo con el autor del Post, y si Google Reader no permite eso… Pues ahoga la conversación.
Pero además el concepto de ‘suscribirse a un blog’ completo, que es la base de Google Reader, hace que inevitablemente de repente tengas decenas o centenares de posts pendientes de leer a la mínima que te despistas. Eso crea ansiedad, y al final la gente acaba evitándolo sencillamente… no usándolo. Twitter permite llegar no a un blog entero, sino al post, a la unidad de información que te interesa leer. Un post de aquí, otro de allá, pero no al blog completo de cada uno.
Hay una última cosa que hizo Google, y que no sé bien hasta qué punto ha sido bueno, hasta qué punto ha sido malo. Estoy hablando de Adsense. Adsense permitía a los autores de blogs ingresar dinero por cada click en la publicidad de Google que ponían en sus páginas. Evidentemente ésto fue un incentivo para que la web se llenara con webs de contenido… lamentablemente de baja calidad en la mayoría de los casos.
Adsense cambió el vector de crecimiento de los blogs: de ser herramientas de creación de contenidos de calidad pasó a ser de creación de contenidos masivos de baja calidad para atrapar visitas a través de Google (buscador). De esta manera Google contribuyó a que el nivel promedio de la calidad de los blogs bajara alarmantemente, teniendo como resultado un desprestigio general hacia los blogs como herramientas de generación de información de calidad.
Así pues Google a través de Blogger, Reader y Adsense consiguió justo lo contrario de lo que pretendía. Quería liderar el mercado de Blogs, ayudando a que la gente pudiera crear contenidos fácilmente, que pudiera también acceder a ellos de forma cómoda, e incentivó a los autores para que obtuvieran un incentivo económico que les condujera a la creación de más contenido de calidad.
Pero lo que consiguió fue que el público abandonara los blogs al no incorporar las novedades del mercado (trackbacks, comentarios fáciles, personalización del diseño, fotos, plugins…), por otro lado el lector de blogs que creó nunca se pensó para potenciar la conversación y sin pretenderlo, la ahogó al no hacerla posible. Y por último Adsense condujo a millones de autores hacia la creación de contenido de baja calidad buscando únicamente las visitas accidentales a través de Google y no lectores, creando una pérdida de reputación de los blogs en general.
¿Cómo veo el futuro? Creo que el futuro no es Twitter. 140 caracteres no son el futuro. Pero será una parte de él. Facebook tampoco lo es. No permite una conversación suficiente entre personas que no sean ‘amigos’ y los intentos de crear Grupos etc… requieren demasiado esfuerzo… no. Tampoco lo veo.
Creo que se perdió una oportunidad de que los blogs fueran la base de la relación social debido quizá a la frangmentación, a que no hubiera estándares salvo el RSS que nunca llegó a ser comprendido por el gran público (fundamentalmente porque ninguna gran empresa se propuso hacerlo realmente popular, porque no había ninguna gran empresa que fuera propietaria de éste standard). Así que imagino que nos tocará convivir con esta fragmentación de Social Media entre blogs (lo que quede de ellos), Twitter y Facebook (han cogido demasiada masa crítica como para perderla en favor de una alternativa)… y sencillamente falta que pasen unos años para que se desgasten todos ellos y se cree el momentum necesario para que otro tipo de interacción social coja masa crítica y funcione.
¿Cómo será ese nuevo Social Media? Para triunfar debe estar centrado en un tipo de público (el concepto ‘amigos’ va a ser para siempre de Facebook) así que tendrá que ser algo casual, como Twitter y los Blogs, algo complementario. Tiene que incorporar sus ventajas (realtime en un caso, contenido de calidad en otro, conversación en ambos) y tiene que ser una herramienta que no requiera configuraciones, instalaciones, ni actualizaciones (será ‘en la nube’). Quizá sea un standard compartido por varios, pero seguramente será obra de una sola empresa que consiga la masa crítica para ser atractivo. Deberá contar con APIs para permitir servicios ‘satélite’. Y deberá permitir crear, consumir y participar en el contenido. Como lector de contenido probablemente será algo más dirigido a nuestros intereses, requerirá menos el tener que ‘descubrir’ autores que nos interesen saltando de un autor a otro como quien busca un tesoro. Pero evitará la ‘perdida de información’ que supone no haber estado siguiendo cada minuto Twitter. Y las repeticiones de lo mismo una y otra vez. Tiene que ser muy personalizable, pero debe ser más fácil dar con contenido que nos pueda interesar, con menos fricción en este punto. Y debe realizar una buena gestión de la conversación. Ser fácil y promoverla, porque es la clave.
Algo así.

La calidad de los blogs en el 2010
El blog corporativo y la confianza
Netiqueta en blogs
El blog no es un medio de comunicación
Publicidad en blogs 2008
Blogs: autoridad intelectual y experimental
Autoridades y blogs

No hay comentarios:

Publicar un comentario